Rob Gronkowski
Foto: Rob Gronkowski ha tenido una semana para el olvido. (Foto: Getty Images)

Estas definitivamente no han sido buenas semanas para Rob Gronkowski. Después de sufrir un golpe en la cabeza durante la final de la AFC, el tight end de los Patriots estuvo en dudas para el Super Bowl. Terminó jugando, pero no logró remediar la derrota de su equipo. Al llegar a su casa, una nueva mala noticia. Mientras disputaba la gran final de la NFL en Minneapolis, su casa en Boston estaba siendo desvalijada.

Según informa la policía local de Foxborough -ciudad vecina a Boston, donde está la sede de los Patriots- en la tarde de este lunes recibieron una denuncia para ir a la casa de Gronkowski, ya que los vecinos habían visto movimiento en la casa y el portón roto.

“Fueron robados objetos. No vamos a divulgar la naturaleza de esos objetos. Obviamente las personas que cometieron el robo saben lo que fue robado. Es una ventaja para nosotros no compartir esta información con el público.” – dijo William Baker, jefe de la policía de Foxborough, al hablar sobre el hecho.

El presente de Rob Gronkowski no es muy bueno y la estrella de los Patriots, de tan solo 28 años, habló acerca de una real posibilidad de retirarse de la liga debido a las reiteradas lesiones que viene sufriendo en el correr de los años.

“Definitivamente tendré que pensar bastante sobre mi futuro. Ciertamente. En las próximas semanas me voy a sentar a ver dónde estoy, reflexionar sobre mi temporada y hablar con mis compañeros.” – dijo el número 87 de los New England, considerado uno de los mejores tight end de todos los tiempos.

¡Sigue de cerca a tu equipo y recibe un bono de 150%!

Votar