Malas noticias para los hinchas de Dallas Cowboys. La franquicia tejana no podrá contar con una de sus principales estrellas durante las primeras seis fechas de la siguiente temporada de la NFL, que comienza el 7 de septiembre. El running back Ezekiel Elliott fue acusado de infligir la política de conducta personal, debido a una denuncia de violencia doméstica de su ex novia. El jugador estará obligado a cumplir dicha sanción.

Las acusaciones contra Elliott datan de julio de 2016, pero el jugador siempre lo negó. Nunca llegó a responder criminalmente y nunca fue preso. Sin embargo, la NFL decidió investigar por su propia cuenta el tema y suspender al atleta.

El caso, de acuerdo a la ex novia, Tiffany Thompson, habría sucedido en la ciudad de Columbus, Ohio. Ella acusa al jugador de haberla atacado cinco veces en una semana y llegó a publicar fotos en su cuenta de Instagram mostrando heridas y marcas en las piernas, brazos y cuello. Elliott niega todas las acusaciones.

De no poder revocar la sanción impuesta por la NFL, Elliott regresará recién en la octava fecha, ya que los Cowboys tienen libre en la sexta ronda. El jugador quedará fuera de los partidos contra los Giants, Rems y Packers (en casa) y Broncos, Cardinals y 49ers (como visitante). Quedará a disposición de su equipo el 29 de octubre, para el encuentro contra Washington Redskins.

Foto: Ezekiel Elliott enfrenta una dura sanción de la NFL.

Votar